En el cerebro humano, los lóbulos frontales son los encargados de tomar la información de todas las demás estructuras y coordinarlas para actuar de forma conjunta.

Los lóbulos frontales se encuentran relacionados con la conducta y motivación de las personas. Esto puede llevar a mejores formas de relacionarse socialmente. De allí que las enseñanzas de las antiguas escuelas de sabiduría conceden gran importancia al desarrollo del tercer ojo, ubicado al centro de los lóbulos frontales.

La enseñanza siempre es de equilibrio, armonía y paz.

El éxito de un óptimo lóbulo frontal depende de cuántas virtudes mentales puedas tener al lado de tu competencia. Como si le pusieras un procesador mucho mejor a tu computadora: así será mucho más veloz, hará multitareas y tendrá mayor capacidad de conexiones…

-->